29 jun. 2009

Las Chiches...


1) Las de plátano: (también llamadas de cabra) Son esas que cuelgan haciendo gancho hacia delante en punta, el pezón ayuda a esta punta ya que normalmente está salido y es muy grande.

2) Las de pera: Son como las anteriores pero sin punta. Ahora es la moda en operaciones de estética, ya que parecen menos artificiales que si son como naranjas (ver punto 3) siempre es más evidente que por allí hay un cirujano rondando. Ej, Marlene Moreau.

3) Las de naranja: Del tamaño de una naranja y duras como las naranjas de hacer zumo. Siempre operadas, no conozco ninguna que las tenga así que no haya sido operada. Normalmente empiezan a la altura de la clavícula porque así cuando las operan el cirujano tiene tiempo ganado a la gravedad antes de volver a operar. Cuestan unos 3000 euros. Ej, Victoria Beckham y Elsa Pataki.

4) Las de limón: Siempre en punta, rectas y firmes. El sujetador con relleno puede llegar a disimular el efecto, pero desnudas no hay ninguna duda. Normalmente la carne empieza detrás del sobaco para así tener más sujeción, y por eso no caen nunca, o no deberían. Al tocarlas tienes la sensación de que el pecho es horizontal.


5) Las de cereza: Las casi inexistentes. Ni se aprecian debajo de una camiseta (ya que casi nunca llevan sujetador, pues no necesitan). Normalmente poseidas por chicas súper delgadas donde no existe la materia grasa. También llamadas las del tamaño de la hemorroide.

6) Las de sandía: Son enormes y blandas. Todo el mundo tiene una amiga con este tipo de pecho, y lo sabemos porque no hay lugar a dudas, es lo primero que destacas de ellas. Yo las compadezco a la hora de comprar un sujetador, pues debe ser una odisea. O al conocer a gente, que le llaman “la de las tetas”.

0 comentarios: