6 ago. 2007

Un Día Extraño

Esta mañana desperte y tuve conciencia, como nunca la había tenido, de que este sería un día extraño...
Al salir por la calle lo confirme, la gente caminaba muy abrigada de un lado a otro, no corrian, ni caminaban... daba la impresión de que se dejaban arrastrar por una fuerza que era ajena a ellos, como si fuesen titeres en manos invisibles. Todo eso me pareció en principio, una tonta alucinación, quizá una absurda idea causada por una lectura... pero no, no era así, no era tan sencillo como eso, no se trataba de la alucinación de un loco o de alguien que quiere serlo. se trataba de una conciencia, me hacía consciente de la vida convencional. A la gente no la arrastraba por la calles su voluntad, ellos erán arrastrados por la tradición, ellos iban al trabajo porque así debe ser, ellos no eran ellos, ellos eeran para alguien más, su vida no les pertenecía, su vida pertenecía a otros...
Luego me di la vuelta y observe que yo también me dirigía hacia algún lugar en esta ciudad...
solamente que yo sabía a donde o es que eso era lo que deseaba creer, no lo sé.

0 comentarios: