10 mar. 2010

10 cosas que debes hacer si quieres ser famoso

1. Hazte un twitter

Los famosos siempre van a la moda y ahora mismo no hay nada más de moda que Twitter, el servicio de microblogging que te permite, en forma de mensajes de hasta 140 caracteres, contarle al mundo lo guay, cool y awesome que eres. Además necesitarás una cuenta asociada en Twitpic para subir al instante las fotos tomadas desde tu iPhone. No importa que sean estrellas de Hollywood, jugadores de la NBA, pornstars o simples vividores, todos están en Twitter… y tu debes estar allí con ellos.

2. Se extravagante

Las personas normales rara vez llegan a ser famosas. Tienes que ser extravagante, no importa que sea vistiendo raro, comiendo placenta o adoptando un cerdo como mascota, tienes que salirte de lo establecido, te tienes que diferenciar del pueblo llano para que el pueblo llano quiera ser como tu.

3. Se ambiguo

Antes te aplicaban la ley de vagos y maleantes y te enviaban a la carcel si no lo eras pero en los tiempos que corren, ser heterosexual es aburrido, no vende. Ahora lo que se lleva es la bisexualidad, hincarle el diente tanto a la carne como al pescado… o por lo menos insinuarlo. Ojo, no estamos hablando de que te conviertas en un ser ridículamente andrógino como el cantante de Tokio Hotel sino de ser ambiguo en cuanto a tu sexualidad de cara al resto del planeta, que todos, tanto el camionero como la ama de casa, sueñen que tienen posibilidades contigo.

4. Peleate con los paparazzis

Te encanta la fama y quieres con locura que los paparazzis te sigan a todos lados pero a la gente normal y corriente no les gustan los attention whores (los todo por la fama, para que nos entendamos) por lo que tienes que hacerte el ofendido y pelearte con ellos ya sea a puñetazos, a paraguazos o a escupitajos. Luego, cuando dejen de grabar o hacer fotos, los invitas a unas cañas… y que paguen ellos porque un famoso nunca paga. ¡Que no se te olvide nunca!

5. Consigue una ficha policial

Los chicos buenos y las santas no venden, es un hecho científico probado por un estudio de la Universidad de Toronto en colaboración con el Instituto de la Fama de Lepe. Tienes que ser malote o malota y nada mejor para demostrarlo que una ficha policial con los dos típicas fotos de frente y de perfil… y que esa ficha (DUI en nuestro argot) llegue misteriosamente a los medios. Desde Isabel Pantoja a Britney Spears han recurrido a este infalible método cuando su popularidad no estaba en lo más alto y si ellas lo han hecho tu no debes ser menos.

6. Da siempre tu opinión

No importa que sea sobre la ley del aborto, el Madrid – Barça o el último ligue de Ana Obregón, si ves un micrófono abierto tu debes dar tu opinión y cuanto más incendiaria y menos informada sea, mejor (buscar Belén Esteban en Youtube para clase práctica de este paso). Además, si vuelven a preguntarte sobre el tema (que lo harán), contradicete a ti mismo, así conseguirás que te vuelvan a preguntar de nuevo. Es lo que se llama pescadilla que se muerde la cola o círculo famoso. No suele fallar.

7. Ve a todos los saraos

En tu casa no te vas a hacer famoso viendo ‘El Diario de Patricia’ y ‘Gran Hermano’ con el pijama puesto. Tienes que salir, ponerte tus galas más estrafalarias y buscar cualquier alfombra roja que veas. Allí habrá cámaras y copas, la combinación perfecta para saltar al estrellato. Por supuesto, si no te han invitado a la fiesta…. mejor.

8. Casate y divorciate… varias veces

Pocas cosas venden más que una boda y entre ellas está un divorcio. Así que ya sabes, a casarte y descasarte cuantas más veces mejor, como si intentaras batir el record de Elizabeth Taylor, y a cobrar exclusivas por un tubo. Eso si no olvides que tu conyuge tiene que ser más famoso que tu. Y si no eres muy de formalismos, juntarse y desjuntarse también es válido aunque un poco menos lucrativo, por lo que lo tendrás que hacer más veces.

9. Ponle a tus hijos nombres raros

Los hijos de las personas normales y los hijos de los famosos se diferencian en una sola cosa: el nombre. Si eres famoso no le puedes poner a tu hija María porque no te va a comprar la exclusiva ni el Pronto. Necesitas un nombre con gancho: una fruta (Apple), una ciudad (Paris, Brooklyn), un superheroe (Kalel), en spanglish (Stella del Carmen, Kevin José), en vulcaniano, con carácteres cirílicos… Eso si, si el nombre es compuesto no puede pasar de una longitud de tres palabras porque a partir de ahí son nombres monárquicos y eso ya no mola, que las transfusiones de sangre azul son carísimas.

10. Haz un vídeo porno amateur

¿Nada de lo anterior ha dado resultado? ¿Tu efímera fama se ha evaporado cual droga en la puerta de la casa de Amy Winehouse? Siempre podrás recurrir a grabar las guarradas que haces con tu pareja y que la cinta llegue misteriosamente a manos de TMZ o webs similares. Eso si, ve manteniendo el suspense como si de un blockbuster de Hollywood se tratara: primero unas fotos, luego un teaser trailer, luega una denuncia en el juzgado, unos lloros por los platós y finalmente la cinta al completo. Para mayor información contactar con Pamela Anderson, Paris Hilton o Eric Dane.

0 comentarios: