13 abr. 2009

La Dieta de la Cerveza

Consideraciones previas

HECHO: Si encontrásemos una "cerveza ligera" que tuviese entre 70 y 100 calorías, como la cerveza es principalmente agua, y la parte que no es agua es principalmente carbohidratos, podríamos realizar una dieta a base de cerveza.

HECHO: La dieta promedio recomienda aproximadamente un consumo calórico promedio de 1200 calorías para mujeres y 1500 calorías para hombres. En una dieta a base de esa cerveza ligera, esto equivale al menos a 12 cervezas por día para mujeres y 15 para hombres, cifras que no son descabelladas.


HECHO: El alcohol de la cerveza es diurético, lo que causa que la cerveza limpie casi todo inmediatamente, llevando a un régimen de ejercicio consistente en flexiones de rodilla (bajarse de la silla), caminar rápido (cuando las ganas sean muchas) y sentadillas (cuando sea el caso).


HECHO: Tomar cerveza ayuda a dormir, aún cuando no se esté necesariamente cansado. Todo el descanso adicional ayudará a resolver los problemas que te causa la falta de sueño acumulado por contar calorías en todas las otras dietas. Además, puedes experimentar un ocasional "¿Cómo llegué aquí?" cuando te despiertes, lo cual te dará una conversación entretenida, y posiblemente te dará ejercicio adicional al tener que salir corriendo hacia tu casa.



HECHO: La dieta de la cerveza es buena para el corazón. Después de consumir las 12 o 15 cervezas requeridas, seguro querrás una aspirina, lo cual está médicamente probado que ayuda a prevenir ataques al corazón.


HECHO: En la dieta de la cerveza, puedes consumir todo lo que quieras. La única regla es que no se consuma nada hasta que se hayan tomado la mitad de las cervezas requeridas del día. Así, la comida estará en el cuerpo poco tiempo, hasta que quieras ejercitar las flexiones de rodilla, caminar rápido y en alguna ocasión las populares abdominales verticales "Doblarse y devolver".


HECHO: La dieta de la cerveza se suele hacer en bares, donde otras formas de ejercicio son comunes. Bailar, por ejemplo, es una buena manera de ganar sed, mientras se persigue a los miembros del sexo opuesto. Si realmente quieres maximizar tu rutina de ejercicio, trata de caminar hasta la barra del bar, en vez de llamar al camarero. Para llevar esto al extremo, es decir más ejercicio, puedes traerle la cerveza a otras personas, tal vez a alguien que sea más nuevo en la dieta que tú y no se lo haya tomado lo suficientemente en serio.


HECHO:La cerveza es más barata que cualquier doctor que te ponga a dieta, o que el Weight Watchers, el Slim Fast, el aparato de gimnasia de Chuck Norris, etc.


Basándonos en estos hechos, pasemos a un ejemplo para la implementación de la dieta.

La dieta

ATENCIÓN:Esta es una dieta recomendada para el fin de semana y sólo debe ser aplicada al periodo semanal completo por los dietistas más fervientes, aunque posiblemente no sea compatible con un trabajo regular o con la vida en pareja.

LUNES A JUEVES:Lo habitual. Comida basura, holgazaneo, siesta, televisión... ¡Ya!, ¡Ya! ¿El calor? ¿Es que el trabajo cansa mucho?


VIERNES: Sintiéndote "enorme", pásate a la tienda de comestibles, de licores, gran almacén, etc. y llena la nevera y la despensa para tener suficientes cervezas. Ve a tu lugar favorito para beber cerveza e inicia el proceso de consumo (12 para mujeres, 15 para hombres).


SÁBADO POR LA MAÑANA: Despierta (lo antes posible para que cuando te despiertes no sea casi domingo) y pasea todo el día, así te sentirás más ligero. Después de purgar toda la comida que hayas consumido accidentalmente (especialmente la carne de puerco) toma una aspirina. Date cuente cómo no tienes ningún interés en la comida de todas maneras.

SÁBADO POR LA TARDE: Reinicia el ciclo, fijándote cómo tu apetito no ha regresado. Tal vez sólo logres la mitad del consumo debido a la discusión sobre "el perro que te mordió". Esto es bueno, porque la mitad del consumo son menos de 1000 calorías por día y todavía no tienes hambre.


DOMINGO: Despierta para un día obligatorio de deporte. Esta es una parte muy conveniente de la dieta durante la temporada de deportes, por lo que puede ser implementada todo el año. Durante todos los días del año hay deporte que hacer (fútbol, baloncesto, tenis, ciclismo, squash, etc.). El consumo de este día debe ser próximo al de un día completo para no terminar la dieta demasiado temprano. Nuevamente, notarás una falta de apetito, y te sentirás más ligero todo el día. No olvides la correspondiente aspirina.


LUNES: Regresa a trabajar sintiéndote más ligero, bien descansado y sorpresivamente agradable. Puedes comentar "la dieta" del fin de semana con algunos compañeros que te sorprenderán con algunos detalles que no recordabas. Marca tu agenda y empieza los preparativos para el próximo fin de semana.

0 comentarios: